18.1 QUÍMICA E INVESTIGACIÓN - PLM ¡DESDE HACE VEINTE AÑOS BAJO EXAMEN!

08/04/09

PML: !desde hace veinte años bajo examen!

Uno de los materiales “históricos” propuestos por C.T.S. en el sector de la restauración arquitectónica es el mortero PLM, en sus diversas formulas para frescos, estucos, muros, y mosaicos.
Realizados con materiales rigurosamente controlados para garantizar la calidad, representan para los restauradores de todo el mundo los morteros para inyección por antonomasia.  

Queremos recordar solo dos de los más importantes restaurados que han visto el uso de los morteros PLM en estos últimos años: dos ciclos de pinturas murales del siglo catorce como las de la Castellana  de Vergy en Palazzo Davanzati, en Florencia (al lado, foto de Daniele Rossi), y las del Oratorio de  San Stefano en Lentate sul Severo (MI) [1].
Pero no podemos olvidar citar el uso del  PLM incluso en pinturas murales modernas, como las llevadas a cabo durante las obras-escuela del Opificio de las Pietre Dure en el “país pintado” de Arcumeggia (VA).
 

Los puntos de fuerza que han contribuido a la implantación de los PLM son:
-       La alta fluidez que se obtiene con una reducida cantidad de agua (80%, pero resulta inyectable incluso con el 60%), inferior respecto a la necesaria para poder inyectar cómodamente morteros a base de cales hidráulicas o con cales aéreas y puzzolana;
-       La ausencia de sales solubles, incluso en confrontación con otros productos presentes en el mercado.  

El primer estudio en profundidad sobre la línea PLM surge en 1993, por obra de la Universidad de los Estudios de Trento [2]; hoy estamos orgullosos de llevar bajo reflectores los resultados de otra investigación, llevada a cabo por el Center for Conservation of Monuments and Sites de Losanna (Suiza) [3].
Preliminarmente a la intervención de consolidación de las superficies externas de la Catedral de Losanna, en arenisca de Aquitania, ha sido llevado a cabo un estudio comparativo sobre varios morteros de inyección.
Han sido puestas en confrontación 6 topologías: dos a base de pegamento silicio (Funcosil y Syton), dos a base de cales aéreas mezcladas con varios inertes, y dos conocidos morteros de restauración presentes en el mercado, Ledan TC1 Plus y PLM-M. Se han valorado en un primer screening muchos parámetros fundamentales, como la viscosidad, la inyectabilidad, el tiempo de toma, el retiro, la adhesión. Todos los morteros mostraban una baja viscosidad asociada a una buena inyectabilidad. Como era lógico esperarse por un silicato de etilo, el Funcosil reaccionaba lentamente permitiendo aplicaciones sucesivas, a estratos, mientras los morteros a base de cal aérea exhibían en superficie tiempos de toma más reducidos, con obstrucción de los conductos de ingreso.
La mezcla cal/puzzolana/microsferas de vidrio se ha abandonado después de resultados negativos mostrados, tanto valorando el retiro como la capacidad adhesiva.   En la tabla se describen los valores de los parámetros más significativos. Para el cuadro completo (incluidas las medidas sobre morteros no estacionadas) dirigirse al artículo  [3]. Para algunos valores se ha confrontado con la piedra arenisca degradada después de consolidarse con el silicato de etilo (ver imagen).

Otros parámetros resultaban positivos para todos los productos, como la porosidad (entre el 35 y el 46%), que es siempre superior respecto a la de la piedra consolidada con Wacker OH (19%). Algunas sales medidas en el PLM y en Ledan (nitratos, fosfatos, cloruros, fluoruros) están en el orden de las decenas de μg/g, para ambos morteros, y por tanto no son influyentes, mientras los sulfatos están presentes en cantidades considerables en Ledan (5879 μg/g son aprox. 6 mg/g, o sea el 0,6%), y resultan ausentes en el PLM-M (solo 30 μg/g, correspondientes al 0,003%).  

Al lado de esta investigación de Rousset y sus colaboradores también se cita las pruebas llevadas a cabo por Maria Rosa Lanfranchi y Sara Penoni, presentadas en el Convenio “Scienza e Beni Culturali” de 2005 [4]. En esta comparación, desde el punto de vista operativo, se han confrontado además de PLM-A y Ledan SM02, otras maltas características un poco diferentes, una acrílica y una a expansión. Consideramos fundamentales estas valoraciones periódicas efectuadas por las instituciones, ya que permiten a los restauradores valorar estos resultados y decidir sobre los materiales a usar.
No obstante han pasado 20 años desde la puesta a punto de PLM (sucedida en el curso de la restauración del Pantheon), se confirma una constante atención tanto en el mundo científico como en el de la restauración hacia estos morteros de alta fluidez, como testimonian tanto en la reciente intervención en el Congreso “Filling the Void”, celebrado en Londres y organizado  por ICON, The Institute of Conservation, Stone & Wall Paintings Group, como en el estudio en curso en Getty Conservation Institute, que ha insertado PLM-I entre los 7 morteros de inyección a examen.  

Bibliografía
 
  1. Mientras la restauración de la Castellana de Vergy ha sido llevado a cabo por Daniele Rossi en 2006, en Lentate ha llevado  el Studio Zanolini, en 2007.
  2. Giovanni Carturan, Gian Domenico Sorarù, Fabiano Vulcan. Relazione tecnica sulle malte PLM. Technical report, Università Degli Studi di Trento, Dipartimento di Ingegneria dei Materiali (1993)
  3. Bénédicte Rousset, Stéfania Gentile, Julian James, Barbara Pozzi "Injection grouts for molasse sandstone preliminary assessment”, consultabile sul sito della Conservation Science Consulting alla pagina http://www.conservation-science.ch/5-0-publications.html
  4. Sara Penoni, Maria Rosa Lanfranchi “Osservazioni su alcune malte da iniezione per la riadesione degli intonaci nelle pitture murali” Atti del Convegno “Scienza e Beni Culturali”, Bressanone (2005)
-
-
-


Estimado cliente,
estamos trabajando para mejorar nuestra página web.

Actualmente está disponible el Catalogo General CTS 2014 en la versión Español-Portugués para descargar.
Próximamente estará disponible la documentación técnica y de seguridad de los productos.

En caso de necesitar fichas técnicas o de seguridad, puede solicitarla por e-mail a cts.espana@ctseurope.com