19.2 MÁS INFORMACIÓN - EL TEMPLUM A PRUEBA DEL TIEMPO

20/07/09

El Templum a prueba del tiempo

Después de diez años desde su nacimiento hemos considerado oportuno efectuar unos controles sobre las primeras obras en la que se uso el Templum Stucco, el mortero epoxídico utilizado en reconstrucciones de elementos de piedra.  

El Templum Stucco resulta mejor que los tradicionales estucados a cal (diferentemente aditivados), cuando hay situaciones de stress mecánico o ambiental.  

Dado el origen “toscano” del producto no podía faltar la tipología Verde di Prato, un tipo de mármol, (serpentino), muy utilizado en combinación con otro mármol de la zona, el más famoso Blanco Carrara.
El contraste entre el verde oscuro y el blanco se ha utilizado para realizar las cromias que subrayan las arquitecturas de numerosas iglesias y palacios toscanos, entre los cuales destacamos el Duomo de Pistoia y el de Prato, con las respectivas campanas, en Florencia el  Duomo con el Battistero, Santa Croce e San Miniato, la Collegiata en Empoli.
 

Al contrario que el mármol carrarino, de textura fina y compacta, el mármol pratese presenta una estructura estratificada, que lo hace más frágil y menos resistente mecánicamente. La consecuencia es que podamos observar una degradación diferenciada, con pérdida de estos elementos de mármol Verde di Prato, sobre la que se ha intervenido tradicionalmente procediendo a su sustitución pero, la clausura de las cuevas ha llevado, sin embargo, a la interrupción de esta práctica, o bien al uso de mármoles “extranjeros” como el Verde Alpi, de tonalidades muy diferentes

Pavimentacion de la Cappella di S.Giacomo, Catedral de Santa Maria del Fiore – Florencia (año 2001) Las cromías del mosaico son en mármol Blanco Carrara, Rojo Amonitico y Verde di Prato. Estas últimas mostraban la degradación mayor, y se han reconstruido por el personal de la Opera del Duomo con Templum Stucco Verde di Prato. (Ver Fig. 1)

Un problema de degradación completamente diferente pero sin embargo unido a otra tipología de piedras muy utilizadas, las areniscas, es la pérdida del modelado. Éstas perdidas las sufren particularmente aquellos elementos finamente trabajados que están expuestos a la intemperie y al desgaste de la lluvia. El fenómeno, unido a las microlesiones causadas por la propia elaboración, se ha acelerado en el último siglo por efecto de la contaminación, sobre todo por el anhídrido sulfuroso.
Además de la pérdida de modelado que sufren las areniscas están también a las fisuras de las huellas, dado que son frecuentemente usadas como elementos para pavimentaciones.
Dado que el color de la arenisca nueva es muy diferente a la envejecida, por los fenómenos de oxidación del componente ferroso contenido, la sustitución de los elementos dañados supone también el problema de efectuar limpiezas para integrar el color, además de suponer un problema “ético” por una progresiva pérdida de la originalidad del mismo objeto.
Los ejemplos de abajo se refieren justamente a las dos situaciones arriba descritas, resueltas con el uso de  Templum Stucco.

Escalera de un tramo de la Certosa de Florencia (año 1998). La escalera de piedra serena se usaba cotidianamente por los frailes, y su forma característica la hacía peligrosa, particularmente cuando la lluvia hacía resbaladizos los escalones. En vez de proceder a la sustitución, y después a la completa pérdida de la escalera original, se decidió reconstruir la parte perdida con Templum Stucco Arenisca Gris. Se ha tratado, por tanto, de una intervención simple, de bajo coste, y que ha dejado íntegro el material original. La reintegracion puede eliminarse con disolventes apropiados. (Ver Fig. 2).

Tabernacolo de Via de Palchetti en Florencia (año 2001) Realizado con una arenisca amarilla que se desmigaja con facilidad, colocado sobre el ángulo que forma la Via de Palchetti y la Via de la Vigna Nuova, estaba expuesto a la lluvia y al viento. El modelado del lado izquierdo del tabernáculo lo estaba casi completamente perdido, mientras que el del lado derecho, más resguardado, estaba en buenas condiciones. La reconstrucción se hizo con Templum Stucco Arenisca Amarilla. (Ver Fig. 3).

Conclusiones  

El Templum Stucco se comporta bien con el paso de los años, no solo en los casos aquí presentados, sino también en muchas otras situaciones sometidas a examen, sin presentar variaciones cromáticas o pérdida de cohesión. Los estucados y las reconstrucciones permanecen perfectamente adheridas al material de piedra original, sin formación de fisuras. El material de piedra adyacente a la reconstrucción no aparece degradado de forma diferenciada, hecho sin embargo usual en las reconstrucciones con cemento o morteros bastardos. Las reconstrucciones sujetas a stress mecánico (escaleras, pavimentaciones), aparecen perfectamente integradas, y no se evidencia que se hagan migajas o laminaciones. Es del todo imposible efectuar una previsión de duración, aunque 10 años sin sufrir alteraciones es ya un buen resultado, y por esto CTS continuará promoviendo estas reconstrucciones. Más allá de las necesarias pruebas de envejecimiento acelerado en cámara climática, que ya efectuamos y valoramos con atención (como evidencian en otros números del Boletín CTS), sabemos bien que solo el dato experimental aparecido in situ podrá decirnos como cada material se comportará a prueba del tiempo.
-
-
-


Estimado cliente,
estamos trabajando para mejorar nuestra página web.

Actualmente está disponible el Catalogo General CTS 2014 en la versión Español-Portugués para descargar.
Próximamente estará disponible la documentación técnica y de seguridad de los productos.

En caso de necesitar fichas técnicas o de seguridad, puede solicitarla por e-mail a cts.espana@ctseurope.com