23.2 MÁS INFORMACIÓN - LA BALSITE MULTIFORME

30/06/10

La Balsite multiforme

Hace algunos años que CTS, al lado de los clásicos estucados para madera, propone un estucado epoxídico bicomponente denominado Balsite, cuyas características fundamentales son la extrema ligereza, una cierta elasticidad, la baja tenacidad y la fácil reversibilidad. Estas características están estrechamente unidas a la particular estructura de microesferas, bien evidenciadas en la foto (ver imagen 1) (realizada en los laboratorio R&C Lab).   

Dos estudios recientes han examinado varias de sus propiedades, con particular posibilidad de fluidificarla, y así aplicarla a través de inyección.
 Este uso puede resultar utilísimo para consolidar manufacturados (soportes, obras…) particularmente degradados después de ataques de insectos xilófagos o por efecto de ataques microbiológicos. De hecho, pueden presentarse a veces casos extremos donde gran parte del soporte de madera se encuentra en condiciones de degradación tal que no resulta funcional y se hace necesario su sustitución con un nuevo soporte. Con las mesas de madera se procede al transporte del color, intervención siempre arriesgada y que necesita, además una gran capacidad operativa, incluso un estudio atento de la nueva mesa sobre la que se efectúa el transporte, dado que en el pasado, dichas mesas han causado, con su movimiento de asentamiento, daños al estrato pictórico.   

En el primer estudio, desarrollado por Ciocchetti y Munzi para sus tesis de diploma en el Instituto Central de Restauración, y publicado en el  Boletín n°15 ICR [1], se ha centrado la atención sobre el uso de Balsite para un fin bien preciso: realizar copias de manufacturados artísticos colándola en estampas de resinas siliconicas. Son resultados que evidencian algunos puntos fuertes, como la capacidad de adaptarse a los movimientos de la madera en condiciones de inestabilidad termo higrométrico, y la posibilidad de poder efectuar reintegraciones de las superficies con acuarelas o colores a barniz, previo un ligero lijado de la superficie.
 Ha sido también destacado el defecto del material: la resina tiende con el tiempo a separarse de los inertes, depositándose en el fondo del recipiente,  por este fenómeno se hace necesaria una fase de “pre-mezcla” para rehomogenizar las dos fases.   

En el segundo estudio [2], preparado por la restauradora Michela Fasce, se habla de una metodología aplicativa del Balsite basada sobre el uso de la mesa a baja presión, análogamente al procedimiento utilizado para la aplicación de consolidantes en solución: a veces en objeto de material plástico, como un film poliéster, se aplica en un vacío removiendo así parcialmente el aire de las lagunas (en nuestro caso galerías de xilófagos). Después se procede a la inyección del fluido a través de jeringuillas, perforando después el mismo film poliéster.
 El consolidante “desaparece” en los espacios vacíos, y la penetración y funciones de varios parámetros entre las cuales la viscosidad del fluido, la presión ejercitada y la tipología del material. 

Los resultados confirman que la Balsite puede utilizarse previa a la fluidificación con disolventes. La presión que se debe usar está en función del espesor del soporte; de hecho se obtiene resultados óptimos con una presión baja en manufacturados sutiles, mientras la presión aumenta para añadir las galerías más internas cuando se tienen espesores importantes, teniendo la precaución de controlar siempre la película para no provocar una profundidad en la misma. Se observa como las partes tratadas con las dos presiones diferentes, bien usando la misma mezcla o bien con el mismo porcentaje de disolvente, presentan una diferente disposición de la resina dentro de las galerías. Las partes tratadas con la presión a 120Pa muestran todas las galerías cerradas hasta la base inferior del módulo, mientras las tratadas a 60Pa presentan la Balsite solo en las zonas superiores. En lo que refiere a los disolventes se ha notado que el alcohol etílico, evaporando muy velozmente, puede ser usado tranquilamente para espesores de madera sutiles (menores de 1 cm); este el procedimiento adoptado para la consolidación de una mesa pintada de finales de 1800, de espesor de aproximadamente 0,5 cm, que presentaba agujeros en las galerías por insectos xilófagos. La mesa ha estado bajo un ligero vacío (presión ejercitada por 60 Pa), porque con una presión mayor se corría el riesgo del aplastamiento de la mesa. La Balsite ocupa completamente las galerías. Y en las zonas donde resulta visible, el rellenado se nota a nivel táctil y el color no presenta más agujeros. 
Para espesores mayores (donde por efecto del vacío el alcohol etílico puede separarse de la mezcla, llevando a un aumento de viscosidad y consiguiente bloqueo de la Balsite, que no consigue después rellenar totalmente la galería), conviene sin embargo usar la esencia de petróleo cuyo menor tiempo de evaporación respecto al alcohol permite un mayor nivel de penetración.   

                                                                                                                 §§§§§§§§§  

Aunque la Balsite presentaba una buena reversibilidad, esta se puede mejorar con la aplicación de una capa de intervención que reduzca la penetración de parte del pegamento del estuco dentro de la fibra de la madera. De hecho, unido al mecanismo de la adhesión más o menos profunda entre el pegamento del estucado y el sustrato de madera. Una excesiva penetración puede hacer el estucado menos reversible, y es por esto que se puede reducir la adhesión saturando la porosidad con un material reversible, como el Paraloid B-72 o el Klucel G, para así facilitar las operaciones de despegado del estuco. 
Un producto de este tipo puede tener en ocasiones también un pequeño efecto consolidante, y esto hace que el área adyacente a la interfase resulte más resistente a las tensiones. 
Por lo que respecta al campo de la  doradura a guazzo, la superficie de las reconstrucciones resulta porosa, después de una ligera aplicación, por lo que se recomienda aplicar yeso, bol y finalmente dorar. Los estucados realizados de esta manera, no son sensibles al agua.   

Describimos tres casos de uso que parecen particularmente interesantes:   

Estucado de estatuas de madera fisuradas [3]_ 
La intervención ha estado conducida por la restauradora Gigliola Patrizi sobre tres obras de madera del siglo XVII-XVIII: una escultura con grupo de la Inmaculada, en madera esculpida dorada y pintada, y una pareja de columnas talladas y doradas, provenientes de Sud-America, presumiblemente de un área española. Las esculturas, muy degradadas, se han consolidado tanto a nivel de la película pictórica como del soporte que lo sujetaba con Regalrez 1126, disuelto al 10% en white spirit (formula hoy disponible con el 25% de Regalrez 1126, con el nombre Rexil). 
Para el estucado de mayor entidad y donde ha sido necesario colmar una importante laguna de una de las dos columnas se ha usado Balsite, elegida porque unía una resistencia mecánica no elevada y una cierta elasticidad. Lo que permite la adaptación a las tensiones que pueden crearse en el objeto, evitando así la formación de nuevas fisuras. 
La Balsite ha sido aplicada tal cual, inyectándola en las fisuras después de su fluidificación con el añadido del  5% de alcohol etílico.   

Reintegración plástica de una escultura de madera [4]_
 Una compleja escultura barroca presentaba en las partes inferiores un defecto que originariamente mostraba indecorosamente las partes al observador. El chiquillo había sido castigado por su exhibicionismo con la mutilación de la cabeza y de las articulaciones, y sé disimulo bajo estratos de color y cartapesta, hasta transformarlo en nube. Después se había realizado una copa, un poco más púdica, en cartapesta, que lo había sustituido.
 La intervención ha llevado a la eliminación del falso pequeño ángel, de la cartapesta y de los retoques reparadores. Las partes que faltaban han sido reconstruidas en arcilla sobre la base de la copia en cartapesta. Ha sido efectuado un calco con silicona, y el  positivo se  realizó en Balsite, justamente por sus propiedades de toma del detalle, ligereza y facilidad de integración pictórica.   

Creación de un estrato de interposición entre una estructura metálica y una terracota policroma [5]_ 
Este tipo de intervención se diferencia de los que hemos descrito hasta ahora, y aprovecha las propiedades elásticas del producto. Una estatua en terracota, representando una Madonna con un niño, proveniente de la iglesia de San Francesco en Citerna (Arezzo), se reconstruyó después de los graves daños sufridos en un terremoto.
 
Dentro se insertó una estructura de acero inox., regulable y desmontable, que tiene funciones de ayuda y apoyo. La parte superior del esqueleto en acero se englobó en una forma de Balsite, sobre la que se apoya la escultura. La forma se ha obtenido  mediante un molde realizado en silicona, de la parte superior interna del busto, que se corresponde a la zona entre la nuca y la espalda, de forma que se adhiere perfectamente a la superficie. Esta especie de cuna asume la función de sostén para la obra que, de esta forma, descarga todo  su peso sobre el cuerpo central de la estructura sin incidir ni en la nuca, ni en la superficie de contacto entre las piernas y el busto. Además, se ha realizado una forma de  Balsite que colma una amplia laguna, y que está enganchada a la estructura a través de un imán. Este injerto es por tanto movible sin ejercitar esfuerzos mecánicos, y permite el acceso al esqueleto interno.   

Recientemente la Balsite ha sido usada para la reintegración de las lagunas de  Politico de Palma il Vecchio de Peghera, restauración efectuada en el Opificio delle Pietre Dure [6], sobre mesas del  “Trittico di Benedetto Portinari”, de Hans Memling, ahora a los Uffizi [7], y del techo de madera tallado y policromado de la Iglesia de Santa Maria degli Angeli en Caccamo (PA), del siglo XV  [8]. Finalmente, para la consolidación y la reconstrucción de pequeños fragmentos de un crucifijo de Francesco da Sangallo [9].
   

Bibliografia:

1. Ciocchetti C., Munzi C.; “La Balsita: un nuovo materiale per il risanamento dei supporti lignei e per la realizzazione di parti mancanti” Bollettino ICR n.15, Luglio Dicembre 2007.
2. Fasce M., Borgioli L.;“metodología di iniezione di stucchi in opere lignee policrome”, Atti del Congresso “Lo stato dell’arte 7”, Napoli, 8-10 Ottobre 2009
3. Patrizi M.G., Ridolfi S., Carocci I., Borgioli L.; “Tre sculture lignee dorate e policrome: indagini diagnostiche non distruttive ed utilizzo di metodologie e prodotti innovativi a minor impatto ambientale nel rispetto dell’opera, dell’operatore e dell’ambiente”, Atti del Congresso “Lo stato dell’arte 7”, Napoli, 8-10 Ottobre 2009. 4.      Cassiano A., Minerva B., Guarini I., Martignano G.; “Il San Giovanni Evangelista del Monastero delle Benedettine di Lecce: un caso di reintegrazione plastica di una scultura lignea policroma”, Atti del Congresso “Lo stato dell’arte 7”, Napoli, 8-10 Ottobre 2009 5.      Shirin Afra “Una madonna con bambino dalla chiesa di S.Francesco a Citerna” Tesi di diploma Opificio delle Pietre Dure, 2007. 6.      Castelli C., Cianfanelli M., Ciatti M., Daffra E., Innocenti F., Lallai C., Lanterna G, Moioli P., Parri M., Ramat A., Santacesaria A., Seccaroni G.; “Il restauro Polittico di Palma il Vecchio di Peghera”, OPD Restauro 21 (2009). 7.      Buda R., Dori A., Dori L.; “Gli sportelli del Trittico di Benedetto Portinari”, Kermes n°72, 2009 8.      Sebastianelli M., Palla F., Mancuso F.P., Rizzo G., Megna B., Di Natale M.C.; “Un soffitto ligneo intagliato e miniato del XV sec. in Sicilia. Studio ed indagini diagnostiche”, Atti del XX Congresso “Scienza e Beni Culturali”, Bressanone, 2009 Teodori B., Fulimeni A, Fioravanti M., Spampinato M.; “Il Crocifisso di Francesco da Sangallo dell’Ospedale di Santa Maria Nuova a Firenze”, Kermes 76, Ottobre-Dicem
-
-
-


Estimado cliente,
estamos trabajando para mejorar nuestra página web.

Actualmente está disponible el Catalogo General CTS 2014 en la versión Español-Portugués para descargar.
Próximamente estará disponible la documentación técnica y de seguridad de los productos.

En caso de necesitar fichas técnicas o de seguridad, puede solicitarla por e-mail a cts.espana@ctseurope.com