38.2 NUEVOS PRODUCTOS - NOVEDADES EN LA LÍNEA GAMBLIN

09/05/14

Novedades en la línea Gamblin

Durante un seminario celebrado el 28 de Octubre de 2013 en el Istituto per l’Arte e il Restauro, en Palazzo Spinelli, Robert Gamblin presentó una serie de novedades relativas a las reintegraciones de las lagunas de las capas pictóricas.  

La primera novedad importante es la introducción de los Gamblin Conservation Colors, comercializados hasta ahora en botes de cristal, en el formato godet. La gama de los así llamados half-pans vuelve a proponer integralmente los botes, con una sola excepción: el Azul Manganeso..
Este color, introducido en 2009, se basaba en el manganato de bario (PB33), un pigmento muy estable que, sin embargo, se había dejado de producir. Las reservas de pigmento están agotadas, así como la formulación en tarro basada en este pigmento, mientras que siguen existiendo unos godets con esta composición. Una vez acabados, los godets se fabricarán utilizando una ftalocianina de cobre (PB15:4), y se comercializarán con la indicación “Tonalidad Azul Manganeso” (Manganese Blue Hue), como ya se está haciendo con el pigmento en bote.
La segunda novedad es el regreso del albayalde en las paletas. Con el nombre de Blanco de Cremnitz vuelve, de hecho, el carbonato básico de plomo (PW1), con CAS 1319-46-6. Naturalmente para este pigmento hay que cumplir con todos los procedimientos de seguridad, por su nivel de toxicidad. Finalmente nos pareció especialmente interesante un nuevo tipo de estuco a base de ceras y de resina aldehídica Laropal A81 (el mismo ligante de los Gamblin Conservation Colors).
Dicho estuco, presentado como adelanto pero todavía no disponible, se calienta en la llama, luego se reparte con una espátula en la zona de la laguna, moldeándolo posteriormente para imitar la superficie. Sobre esta integración es posible realizar el retoque en un segundo momento.   

CTS lleva desde 2002 distribuyendo los Gamblin Conservation Colors, y esta relación se ha ido estrechando hasta el punto que, en estos días, se ha firmado un contrato en exclusiva para Italia y para los 6 países (Francia, España, Suiza, Rumanía, Turquía e India), donde están presentes empresas asociadas de CTS.
 

A estas alturas nos parece importante retomar unos puntos que abordamos ya hace unos años (Boletín nº
24.2 - Gamblin Conservation Colors), considerando también que a menudo las preguntas insisten en los mismos aspectos operativos. Las respuestas de hoy vienen enriquecidas por 4 años de experiencia.

¿Cuál es el disolvente recomendado? Esta es la pregunta más frecuente, sin embargo la respuesta no es unívoca, ya que el “mejor” disolvente depende de la “mano” de cada restaurador, y también del efecto final que queremos conseguir. En general considero que el alcohol isopropílico es un buen punto inicial: eficiente y rápido, no especialmente tóxico, proporciona un efecto sin brillo. Sin embargo no está bien limitarse a un solo disolvente, sino jugar con dos o incluso tres de varias características, mezclándolos para conseguir diferentes niveles de volatilidad. Por ejemplo, al alcohol isopropílico se le pueden añadir tanto disolventes hidrocarbúricos, como aguarrás mineral D40, más lento en la evaporación, esencia de petróleo, ligroína, como disolventes polares como la acetona, si se quiere conseguir un efecto todavía más mate, o lactato de etilo, muy lento en su evaporación. Hay que recordar que si sacamos el color del tarro se puede diluir sólo con disolventes hidrocarbúricos, sin embargo si empezamos con el color secado en la paleta o en el godet, es necesario añadir a los disolventes hidrocarbúricos por lo menos el 25% de disolventes polares como aromáticos, acetona o alcohol isopropílico/etílico. Conclusión: no existe un disolvente “mejor”, hay que tomar en cuenta varios factores y también la metodología de trabajo de cada uno.
¿Es posible conseguir unos colores con más brillo? Sustancialmente se consigue este efecto incrementando el ratio resina/pigmento, y luego añadiendo de forma paulatina la Laropal A81 al color para el que deseamos más efecto brillo. Se puede hacer empezando por la resina y solubilizándola por separado, o bien utilizando soluciones ya preparadas de Laropal A81, como el barniz Regal Retouching Varnish, o también el medium fabricado por Gamblin y denominado Galdehyde Resin Solution.
¿Qué barniz hay que utilizar durante el retoque y para finalizar? Todos los barnices para retoque en comercio se pueden utilizar por rociadura, mientras que para la aplicación con brocha es necesario proceder con mucho cuidado, debido a la mayor reversibilidad de los Gamblin Conservation Colors también en disolventes de baja polaridad. Para el barnizado final se aconseja la Regal Varnish Gloss o Mat, tanto con brocha como por rociadura.
¿Qué hay que hacer si el color en el tarro se ha secado? Puede pasar que un cierre defectuoso del tarro haga que se seque el color en su interior: es suficiente añadir un disolvente polar (como acetona o un acetato, pero se recomienda el alcohol isopropílico), y mezclar bien. El color se puede volver a utilizar, sin ninguna alteración ni pérdida de material.  
-
-
-


Estimado cliente,
estamos trabajando para mejorar nuestra página web.

Actualmente está disponible el Catalogo General CTS 2014 en la versión Español-Portugués para descargar.
Próximamente estará disponible la documentación técnica y de seguridad de los productos.

En caso de necesitar fichas técnicas o de seguridad, puede solicitarla por e-mail a cts.espana@ctseurope.com