25.3 MÁS INFORMACIÓN - ADITIVAR UN MORTERO

13/01/11

Aditivar un mortero


En el pasado,
Plinio y los recetarios del Siglo XVIII, prueban una infinidad de aditivos orgánicos con el deseo de mejorar las calidades de los morteros. Leche,  colas animales, huevo, azúcar, sangre, han sido entre otros los aditivos más comunes, para incrementar en ocasiones la adhesión, la hidrofobicidad o la velocidad de pegado.
Hoy los  productos naturales han dejado el campo de los polímeros en dispersión acuosa (a menudo llamados “fermentos”), pero esta práctica tan común no encuentra muchos datos o investigaciones escritas: poquísimos son de hecho los estudios dedicados al análisis de las propiedades de estos compuestos, y para un estudio más profundo referimos el texto de Pecchioni, Fratini y Cantisani [1]. A menudo nos envía a recetas o valoraciones empíricas.  

Una recientísima tesis de Laurea, desarrollada por Caterina Materassi (Relatores Mara Camaiti del CNR-ICVBC y Luca Rosi de la Universidad de Florencia), da datos útiles para tener un mejor conocimiento de los fenómenos en estudio. El estudio posee una fase preliminar de indagaciones químicas y mineralógicas llevadas a cabo sobre dos tipos de morteros presentes en los manufacturados provenientes del lugar arqueológico de Villa delle Paduline en Castiglion della Pescaia (GR). Se encuentran, dos tipologías, una seguramente original a base de cal aérea, y otra realizada en una restauración precedente, a base de cal hidráulica. Con el fin de valorar los efectos de los aditivos en nuevos morteros para insertar en los manufacturados, se han preparado en laboratorio morteros que reproducen los dos tipos encontrados en el sitio, así denominados:

       - “Original”
constituida por grasa de cal e inerte (70% arcilla pesto + 30% arena de granulometría alrededor de 100 μm) en relación 1:1
       - “Restaurado” constituida de cal Lafarge e inerte (10% arcilla pesto + 70% arena de granulometría alrededor de 200 μm, + 20% polvo de mármol, siempre de granulometría alrededor de 200 μm) en relación 1:3.

Con y sin la adicción del  3% de seco de dos aditivos comúnmente usados en el sector: Acril 33 y Peoval 33.    

  
             Acril 33 y el látex acrílico más usado en Italia, habiendo sustituido al Primal AC-33. Se caracteriza por una buena resistencia a los álcalis, al envejecimiento, a las radiaciones ultravioletas. Como todos los látex acrílicos tiende progresivamente a reticular perdiendo reversibilidad. Tiene un residuo seco del 46%.
             Peoval 33 es una dispersión acuosa de un copolímero del éster del ácido versatico con acetato de vinilo, con óptimas características de resistencia y estabilidad, con un residuo seco del 42%, aunque con una viscosidad superior al Acril 33. Se distingue de los otros látex por su elevada elasticidad (Alargamiento a rotura del 450%).    

 Además de valoraciones de las propiedades macroscópicas (facilidad de mezcla, de textura en los estampados, retiro), se han realizado pruebas colorimétricas, ha sido evaluada la velocidad de carbonatación, y finalmente, después de 28 días de estacionamiento, se ha determinado la resistencia mecánica a través de preparación.  

Resultados

Se observa una mejor fluidez de los morteros aditivadas. No hay significativas variaciones de color, si no en la malta “original”, que con el  Peoval permanece ligeramente más oscura.
La velocidad de carbonatación de las zonas internas del mortero“original” aditivado resulta casual según las zonas del ejemplo, mientras es homogéneo para el “original” no aditivado, y para todos los morteros “restaurados”. Para explicar este fenómeno es necesario recordar que mientras el mortero “original”, a base de cal aérea, progresa con el paso de  CO2 hacia el interior, esto no es el fenómeno que regula el endurecimiento el mortero a base de  cal Lafarge, que es hidráulica. Las medidas de drilling nos indican que de cualquier manera el  Peoval da una mayor resistencia mecánica a la malta, mientras el Acril lleva a un refuerzo de la malta “original”, y a un debilitamiento de la malta “restauración”.    

                                                                                     Fuerza media (1-10mm) en tres agujeros
                    Mortero “original” no aditivado                              12,80 ± 2,04
                    Mortero “original” + Acril 33                                    24,01 ± 2,34  
                    Mortero “original” + Peoval 33                                61,44 ± 6,16
                    Mortero “restauración” no aditivado                        10,64 ± 1,46
                    Mortero “restauración” + Acril 33                             5,63 ± 0,60
                    Mortero “restauración” + Peoval 33                         23,13 ± 0,43
          
Conclusiones Estos polímeros aumentan la fluidez y la adhesión de todas las maltas que se han adjuntado. En el caso que se desee incrementar la resistencia mecánica de una malta el producto que se revela óptimo es el Peoval 33.    

Bibliografía
Pecchioni E., Fratini F., Cantisani E.; Le malte antiche e moderne tra tradizione e innovazione, Pàtron Editore, Bologna, 2008. 
-
-
-


Estimado cliente,
estamos trabajando para mejorar nuestra página web.

Actualmente está disponible el Catalogo General CTS 2014 en la versión Español-Portugués para descargar.
Próximamente estará disponible la documentación técnica y de seguridad de los productos.

En caso de necesitar fichas técnicas o de seguridad, puede solicitarla por e-mail a cts.espana@ctseurope.com